Daniel Infante, a tres años del plantón nacional sigue con muchas ganas de vivir

Este viernes 24 de abril, Daniel Infante cumple 3 años de haber sido herido durante las protestas ocurridas en Venezuela contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro en 2017.

“Daniel tiene muchas ganas de vivir; él y todos esos muchachos heridos son parte de la historia de este país. La gente debe saber que ellos todavía viven, y que están luchando contra esta situación difícil que estamos viviendo”, dice Roxana Zambrano, tía del joven.

Ese 24 de abril de 2017, Daniel estaba en unas residencias ubicadas en la Avenida Las Américas, en la ciudad de Mérida. Ese día se llevaba a cabo el primer plantón nacional convocado por la oposición venezolana y un proyectil, disparado no se sabe aún por quién, se alojó en el cerebro del joven.

Joven Daniel Infante herido en Mérida por colectivos durante ...

Esta bala cambió la vida de Daniel, estudiante de la Universidad de Los Andes, y lo dejó prácticamente en estado vegetal; pero también cambió la vida de su mamá, Olga Zambrano; de su hermana, Diana Infante, y de su tía Roxana, tres mujeres que directamente han sufrido con Daniel las consecuencias del suceso.

“Él era muy activo, no sé de dónde sacaba tanta fuerza. Estudiaba, trabajaba, nadaba, resolvía situaciones propias y de amigos. Mis amigas lo amaban, era para ellas como un hijo. Que si había que cambiar el caucho, que si alguien necesitaba una harina, que si había que montar un evento, que si había que disfrazarse de payaso para entretener a los niños, lo que le tocara hacer lo hacía; y verlo ahora es un contraste muy fuerte para mí”, comenta Olga.

“Siempre supe que mi hijo era grande, pero a partir de esta experiencia me he dado cuenta realmente de lo grande que es. Todo el mundo tiene algo bonito, algo positivo que contar de Daniel. A veces me digo: ‘¡Dios, Daniel tiene amigos en todas partes del mundo!’, porque de todas partes están pendientes de él”, confiesa con la voz quebrada.

Olga sufre por el hecho de saber que Daniel está consciente de lo que le pasa. “Cuando él escucha que alguien pregunta cómo está, o cuando escucha que tenemos alguna dificultad por el costo de algo que necesitamos, se pone a llorar; pero también ríe cuando decimos algo gracioso o alegre. Eso me angustia más, porque está como preso en su propio cuerpo y él lo sabe”.

Con Información de Efecto Cocuyo

Enlace permanente a este artículo: http://merida.valeranoticias.net/daniel-infante-a-tres-anos-del-planton-nacional-sigue-con-muchas-ganas-de-vivir

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js

Deja una respuesta