«

»

Oct 26

Imprimir esta Entrada

Con las manos en la masa lo atrapan en Lara

Foto: Alcides Gutiérrez.-

Foto: Alcides Gutiérrez.-

“Pana párate ahí. Vamos a seguir a esos tipos que me robaron la moto”, le dijo un chamo a un mototaxista que iba por la Intercomunal Barquisimeto – Duaca, a la altura de la Ruezga.

La víctima y el motorizado condujeron hacia la avenida 5 del sector. A menos de una cuadra vieron que los malandros habían caído al piso con la moto robada, pues al pasar un“policía acostado” en la vía, perdieron el control de la moto Bera y cayeron.

En segundos, los hampones salieron corriendo, pero justo en ese instante pasaba un funcionario de Polilara, quien se activó y se le pegó atrás a uno de los malandros.

El choro se metió por una de las veredas de la Ruezga, saltó varías paredes de casas y se encaramó en el techo de una vivienda para escabullirse, pero el policía no le perdió los pasos.

El malandro siguió saltando, hasta que cayó en una vivienda donde estaban celebrando una fiesta infantil. La gente, al ver que había un desconocido descalzo, en bermudas y con una franela muy sucia se asustó y de una se dieron cuenta que era un choro y comenzaron a gritar.

El policía escuchó el alboroto y al llegar allí se percató que era el malandro y le puso los ganchos.

Como el robo fue a pocas cuadras de donde vivía la víctima, la novia del chamo se fue hasta el sitio donde estaba detenido el malandro. Allí comenzó a gritarle al choro y quería caerle a golpes.

Sin embargo, los policías que llegaron de apoyo, custodiaron al choro y evitaron que la mujer tomara la justicia por sus propias manos.

“Suéltalo para caerle a golpes y que no le queden más ganas de salir a robar. Nos pegaron madre susto y no es justo que no le podamos hacer algo”, repetía muy alterada una y otra vez la novia de la víctima.

Al detenido, un funcionario lo montó en una moto y se lo llevó hasta una comisaría. Sin embargo, hasta el cierre de la edición no se pudieron conocer sus datos, pues no había sido reportado al Centro de Coordinación Policial de Fundalara y tampoco a la Comandancia General de la Policía.

El otro delincuente salió pirado, pero detrás de ellos iban la víctima y el mototaxista. Sin embargo, el choro logró fugarse, porque cruzó la avenida Intercomunal y se metió hacia la urbanización Gil Fortoul.

Los habitantes de la Ruezga Sur estaban atónitos con lo sucedido, pues a pesar de que la zona es candela, primera vez que observan en “vivo y directo” la persecución que emprendió el policía estadal.

La gente de la zona revela que a diario registran de tres a cinco robos a personas. En cuanto a los vehículos que dejan estacionados en la calle, los malandros no pelan para robarse las baterías. A diario contabilizan entre seis u ocho robos a vehículos.

La Prensa.-

 

Enlace permanente a este artículo: http://merida.valeranoticias.net/con-las-manos-en-la-masa-%c2%9den-lara

//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js
A %d blogueros les gusta esto: